“Buen porte y buenos modales abren puertas principales”

En caso de que la invitación tenga las siglas R.S.V.P. o S.R.C., confirma tu asistencia. Si la invitación no incluye pase para 2 personas no debes ir acompañad@. La persona que llega debe saludar a todos los presentes con la misma efusividad. Masticar chicle en eventos públicos o fiestas se ve fatal. Se excesivamente amoros@ siempre a puerta cerrada. Jamás debes preguntar cosas como "¿Sabes quién soy?”, "¿Sabes quién es mi papá?” o “¿Eres de los fulano de tal?” . Ni preguntar cuánto costaron las cosas es de mal gusto. No llegues tocando la corneta del carro. Jamás. Si eres alérgica a algún alimento, explícaselo al anfitrión antes de que sirva la comida. Enseñar fotos de los niños en todo momento, no hablar de otra cosa que no sean los hijos y llevarlos a fiestas de adultos es de mal gusto, la gente comenzará a evitar a esos padres.

Siempre que se acuda a una reunión se debe llevar un presente, pueden ser flores, un postre o una botella de vino. Ser el último en irse e insistir en continuar la fiesta será una petición a no volver a ser invitado. Nunca llegues sin anunciarte a casa de un amigo, familiar o conocido. Llegar temprano es tan malo como llegar tarde. Se debe llegar a la hora acordada o con máximo 30 minutos de retraso. Si es posible, colabora con los anfitriones en cualquier tarea.

Muéstrate agradecido por la invitación.

21 views0 comments